jueves, 21 de julio de 2011

EL PICO DEL PETRÓLEO

El pico máximo de petróleo se describe como el punto donde la producción petrolífera para de crecer y comienza a largo plazo su inevitable decrecimiento. 


En una situación de crecimiento rápido de la demanda esto significa el aumento del precio del petróleo. Pero incluso si el crecimiento de la producción petrolífera simplemente se ralentiza o se mantiene plano, el ajuste resultante del menor abastecimiento impulsará igualmente el precio del petróleo hacia arriba, aunque menos rápidamente.


Pocos países están planeando una reducción en su uso del petróleo. 
Aunque el pico del petróleo ya es una realidad, la mayoría de los países cuentan con un incremento en el consumo de petróleo en las próximas décadas, construyendo plantas de ensamblaje de automóviles, carreteras, autopistas, plazas de aparcamiento, y desarrollos suburbanos residenciales en las afueras como si el petróleo barato durara para siempre. 


Las nuevas líneas áreas están creándose con la expectativa que el transporte aéreo se ampliará indefinidamente. En un mundo donde la producción petrolífera declina, ningún país puede utilizar más petróleo excepto a expensas de otros. 


Las ciudades modernas son también un producto de la edad del petróleo. Desde las primeras ciudades, que tomaron forma en Mesopotamia hace unos 6.000 años, hasta 1900, la urbanización era un proceso lento, apenas perceptible. Cuando el siglo pasado empezó, había solamente algunas ciudades con millones de personas. Hoy hay más de 400 ciudades, 20 de ellas con 10 millones o más de residentes.
Mientras las ciudades crecen cada vez más grandes y los vertederos cercanos alcanzan su capacidad máxima, la basura se debe acarrear largas distancias hasta vertederos lejanos. Con el aumento de los precios del petróleo y los terraplenes disponibles retrocediendo cada vez más lejos de la ciudad, el coste de la disposición de basura también aumentará. Llegados a  un cierto punto, muchos productos desechables se pueden directamente tasar como fuera de existencias.


Cincinnati
Hong Kongh


La necesidad de una nueva mentalidad política en la era post-petróleo
En la cercana transición de la energía, habrá ganadores y perdedores. Los países que no pueden planear a largo plazo, que se retrasen en la inversión en tecnologías más eficientes de petróleo y en nuevas fuentes de energía, pueden experimentar una declinación en su calidad de vida. La falta de habilidad de gobiernos nacionales para manejar la transición de la energía podría conducir a una falta de confianza en los líderes políticos y a la fallida de algunos estados.

Os animo a leer el artículo completo en El mundo tras el PICO del petróleo que es un extracto de "Plan B 2.0: Rescuing a Planet Under Stress and a Civilization in Trouble"