lunes, 21 de marzo de 2011

Un clásico de la arquitectura BIOCLIMATICA



El arquitecto austriaco Hundertwasser fue uno de los que desde principios de siglo, con la crisis del petróleo, notó que algo no iba bien y empezó a buscar en los orígenes, en la naturaleza las similitudes que podría generar con los nuevos materiales a la hora de edificar.

No fue hasta principios de los 60, cuando al fin empezó a tenerse en cuenta mundialmente la triple relación de espacios exterior-interior-habitante.

Hundertwasser buscaba su inspiración en las civilizaciones antiguas, que teniendo en cuenta la naturaleza, generaban diseños que hoy se consideran muy peculiares.

El último gran proyecto del artista y arquitecto , fallecido en el año 2000, es el denominado como “Waldspirale” un original conjunto habitacional construido de 1998 al 2000, que expone lúdicas y coloridas formas orgánicas que, en este caso remiten a los míticos Jardines Colgantes de Babilonia.





Este excéntrico complejo residencial, situado en Darmstadt, Alemania, fue concebido como un “árbol de inquilinos” y está conformado por 105 departamentos, estacionamiento, kiosco y una cafetería-bar ubicada dentro del bosque.

La planta del edificio tiene forma de U y en su centro hay un patio interior con un lago artificial en donde los residentes pueden salir a disfrutar de un poco de sol y aire fresco. La planta del edificio tiene forma de U y en su centro hay un patio interior con un lago artificial en donde los residentes pueden salir a disfrutar de un poco de sol y aire fresco.





Un lujo el poder vivir en un sitio diferente, cuando debería ser lo habitual.

Os dejo el enlace del artículo completo:

Un clásico bioclimatico