jueves, 12 de mayo de 2011

CALIDAD DEL AIRE EN LAS ESCUELAS

En la actualidad los niños pasan más del 90% de su tiempo en ambientes interiores, gran parte de ese tiempo es en sus escuelas. En el caso de doble escolaridad suele estar hasta  un 33% del día en ambientes cerrados. Los padres o tutores esperan que el ambiente escolar sea saludable y sustentable, maximizando así el potencial de aprendizaje de cada niño. En realidad, un aprendizaje integral y  efectivo requiere de aulas con características sustentables. 
Aquí nos enfrentamos a un interrogante: ¿Las escuelas actuales son sustentables?




Beneficios de un estudiante en un aula sustentable


Actualmente, se reconoce en todo el mundo los innumerables beneficios de una buena calidad del aire interior en las escuelas. Estudios realizados en EEUU muestran que las calificaciones y los puntajes de los estudiantes aumentan cuando se mejora la calidad de aire interior. Otros estudios demuestran que más de la mitad del personal académico consideraba no trabajar más en el establecimiento debido a la pobre calidad del aire interior, citando como problema principal la humedad, goteras, hongos, el bajo confort térmico y ventilación deficiente.
La responsabilidad de diseñar, construir y operar escuelas debe recaer sobre profesionales capacitados con conocimientos de sustentabilidad edilicia, donde el objetivo principal sea lograr un ambiente que potencie el desarrollo intelectual y minimice los efectos asociados con la baja calidad del aire interior.
Desde el punto de vista de ambientes interiores, se reconoce desde hace muchos años que la buena calidad del aire interior reduce enfermedades, no solo en los niños, sino también en el staff educativo, con la consecuencia directa en la reducción de costos operativos como producto de una disminución en el ausentismo laboral.  Una adecuada calidad de aire interior también disminuye los días de enfermedad en niños. En sus padres, conlleva en forma indirecta a un menor ausentismo laboral incrementando la productividad, sin hijos enfermos en sus casas o las de sus abuelos.


Os adjunto el enlace de la noticia-estudio completa : calidad del aire en escuelas
La escribe un experto y consultor del sistema de certificación LEED y aunque hace autopropaganda del sistema y sus estudios, está bien para reflexionar.