jueves, 25 de abril de 2013

CAFETERA ELÉCTRICA vs TERMO ( de toda la vida)

Por establecer una comparativa, las edificaciones modernas funcionan como cafeteras eléctricas y la tendencia de las nuevas edificaciones es parecerse lo más posible a un termo. En la siguiente imagen sabrás por por qué:
Imagen termográfica de un termo y una cafetera eléctrica

La clave son las pérdidas y ganancias  de calor por las juntas de puertas y ventanas.

Las casas denominadas Passivhaus pueden asemejarse a un termo: Un lugar hermético que mantiene la temperatura en su interior.

Passivhaus recurre a construcciones donde el aislamiento térmico y las posibles inflitraciones en puertas y ventanas deben estar absolutamente controladas.

Originario de Alemania, dispone de "versiones" según la ubicación de la edificación que se construya, ya que no son las mismas necesidades las que hay en Finlandia que en España. Aún así son exigencias bastante altas.

En este post, os presento una casa Passivhaus en los pirineos, ideada y habitada por un carpintero. Actualmente su vivienda puede calefactarse con el motor y gasto equivalente a 2 secadores de pelo.

La vivienda consta de 2 plantas y un total 190 m2. El gasto completo de energía ( calefacción, agua caliente, iluminación y electrodomésticos) del año 2012 fue de 1015 euros.


Casas de este tipo demuestran que se puede reducir más de un 80% el consumo de la calefacción (el principal gasto de energía de una vivienda). La cuestión es ver si esto se aplica realmente para reducir de forma drástica el gasto de las viviendas convencionales españolas, sobre todo, las ya construidas, un enorme parque de costosas cafeteras eléctricas.

Os animo a que leais el reportaje completo en este link y que investigueis sobre estos estándares de passivhaus.