domingo, 21 de noviembre de 2010

Caseta de vigilancia

  A continuación os muestro un proyecto del Master Unia 2010 propuesto por el Arq. Bruno Stagno que nos ha impartido clases la semana pasada, otro dia publicaré una entrada sobre él porque lo merece su obra y su personalidad.
 El proyecto trata de rediseñar una caseta de control o vigilancia ya existente. Esta en concreto se encuentra en San Fernando,Cádiz  en el hospita de San Carlos.


 La caseta se situa en un área sin sombra. El entorno se modifica añadiendo vegetación caduca en el aparcamiento ( un coche- un árbol) así se crea un ambiente general húmedo en verano y permite recoger la radiación solar en invierno.

En la caseta sólamente se permite jugar con el diseño bioclimático y sistemas de control de acondicionamiento pasivos ( sombras provocadas, convecciones de aire, regulaciones de humedad...) de manera que se consigan condiciones de confort sin gasto energético.

La diferencia de climas y temperaturas en verano e invierno, así como la amplitud diaria, hace que el estudio se deba realizar en julio y diciembre, meses más desfavorables.
Los materiales de los cerramientos no son los habituales:
- Fachada sur : Doble vidrio 6+200+6mm. Acumula calor de la radiación directa en invierno transmitiendola al interior y en verano se protege y se mantiene en sombra con arbolado caduca y corrientes de aire frescas.
Lo que a priori puede parecer una locura, vidrio al sur en verano, se demuestra gracias al programa informático Antesol 6.0 que mantene una temperatura interior de 22-23ºC en verano cuando fuera se superan los 30ºC.
- Fachadas norte, este y oeste: Lperforado 15cm+ tierra seca 10 cm+ Lperforado 7cm. El incluir la tierra a modo de cámara de aire es estas fachadas les aporta mucha inercia térmica y gracias a la propiedad de temperatura constante de la tierra se consiguen temperaturas interiores en invierno de 18ºC cuando el exterior está a 7ºC y sin uso de materiales aislantes.

 Si se añaden sistemas de control pasivos como sombreado móbil en cubierta con textiles, arbolado de protección al sol de hoja caduca, corrientes de aire fresca pasando por agua en sombra en verano moviendose por convección natural y huecos de doble hoja que permiten ventilación cruzada; una simple caseta de obra con ocupación 24h los 365 dias del año se convierte en un lugar habitable.
 Partiendo de 2 principios:
- No existe material malo, sino mala aplicación
- Arquitectura pasiva, personas activas
Se diseña para su uso en verano y en invierno:

    Verano




Invierno

 Previo al diseño se realiza un exhaustivo estudio climático del lugar y se insertan en el software Climate Consultant que proporcionan unas gráficas anuales de gran ayuda así como una inserción de datos en el ábaco psicrométrico de Givoni y en función a estos datos se toman las decisiones finales de diseño.
 El funcionamiento ha sido comprobado con los programas Antesol 6.0 y Heliodon con resultados muy favorables.